WordPress

Y para empezar, ¿qué mejor que decir lo que opino de la plataforma con la que estoy publicando?

Hace años que tengo la cuenta de WordPress pero antes no me animaba a publicar nada porque no entendía el Escritorio. Era un caos. Hace cosa de un mes decidí meterme a un pequeño curso de WordPress básico, para recordar que estaba siendo utilizado por muchísimos usuarios y yo no sabía ni cómo publicar.

Y me enamoré de la plataforma 🙂

Plantillas gratis que puedes retocar, plugins para todo, espacio para tus archivos, millones de formas de transformar tu blog en una web y más.

Wordpress logo

Qué bonito, ¿verdad? Pero como en todo, el amor no se salva de los disgustos. Me enseñaron a utilizar WordPress.org, con un simulador y explicándome que eso después se debía copiar a un servidor.

Hasta ahí perfecto o casi perfecto… soy tirando a pobre, así que no me puedo permitir un servidor, así que decidí irme a WordPress.com, la versión comercial de la plataforma y darle una oportunidad, esperando que fuera casi igual al .org.

Caso error…

WordPress.com es limitadísimo. Yo entiendo que se tengan que ganar la vida y, por ejemplo, te den la oportunidad de tener tu servidor pagando o comprar plantillas premium (pagando, claro). Vale, lo entiendo, de veras. Pero lo que me parece una vergüenza es que no haya directamente las mismas plantillas gratis en WordPress.org que en .com.

¿Cómo lo sé? Por que hace poco ayudé a un amigo con una página web con plantilla gratuita llamada “Klasik” y no la encontré para otro blog mío. He ahí. Y tampoco puedes instalarlas.

Así que la cantidad de plantillas queda bastante reducido y las que ponen son… feas, para qué voy a mentir.. algunas se pueden salvar, pero sólo si les pudiéramos cambiar el color.

Ah, ¿no os lo he dicho?

En WordPress.com tampoco podéis personalizar mucho las plantillas gratuitas. Para eso debéis ser premium (pagando de nuevo), cosa que molesta mucho porque hasta Blogger (sin ánimos de ofender, en serio) deja personalizar los colores de sus plantillas cutres. Que no se puedan mover columnas o CSS y para ello debas pagar, también puedo aceptarlo, ¿¡pero el color!? Vamos a ver, ¡que son colores! ¡Que toooooodo en la web al menos se le puede cambiar los colores!

Y ahí estoy, enfadada con mi amor porque no puedo cambiar los colores de esta plantilla… Mac (no entiendo cómo puede ser gratis precisamente esta plantilla).

A parte también de estar muy triste, porque me gustaría poner algunos plugins y no puedo. WordPress.com podría enrollarse y dejar instalar algunos que sean de su creación y que puedan ser mínimos útiles para escritores y blog (lightbox para fotos únicas, posibilidad de traducción…). O plugins oficiales suyos.

 

En fin, ahí estoy… aunque me queje de WordPress, al fin y al cabo, sigo publicando en él porque lo quiero. Eso es amor ❤ (o amor por intererés ;P )

Anuncios

Acerca de Eva Campos

Fine Arts graduated, screendance passionated and filmmaker.

Publicado el mayo 13, 2014 en Blogs y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: